Pensamiento del Dia: 11 de Febrero

10392497_259100480880603_3325976768264614083_n (1) (inmutable)

Todos fracasamos en esa tentativa de ser quienes no somos. Mi sufrimiento tomó forma de depresión, angustia existencial, timidez enfermiza y total falta de intimidad en mis relaciones. Pero todos sufrimos a nuestra manera; ahora bien, o vemos en el sufrimiento un estado terrible que se ha de evitar a toda costa o lo vemos por lo que realmente es: una señal muy clara que nos indica el camino de vuelta a casa.
En medio de la depresión extrema, brilló de pronto otra posibilidad: quizá mi fracaso al intentar sostener mi vida no fuera en realidad una enfermedad, una perturbación mental ni una señal de debilidad o de disfunción. Quizá, de entrada, aquella no fuera mi vida, la vida que debía sostener en pie, y yo no fuera quien pensaba que era.
Quizá la verdadera libertad no tuviera nada que ver con ser una ola mejor dentro del océano, con perfeccionar el relato de mí mismo que me contaba. Quizá la libertad tenía que ver sola y exclusivamente con despertar del sueño en el que somos olas separadas, y con abrazar todo lo que aparece en el océano de la experiencia presente. Quizá ese fuera mi trabajo, mi verdadera vocación en la vida: aceptar profundamente la experiencia presente, desprenderme de todas las ideas sobre cómo debería ser este momento, en vez de empeñarme en sostener una falsa imagen de mí mismo.
Empecé a perder interés en fingir que era lo que no era. Empecé a perder interés en oponer resistencia al momento presente. Empecé a enamorarme de la experiencia presente. Descubrí la profunda aceptación inherente a cada pensamiento, a cada sensación, a cada sentimiento, y el sufrimiento comenzó a caer en picado. Me di cuenta de que no era un ser defectuoso ni nunca lo había sido, y de que esto era igualmente aplicable a todos los demás seres humanos del planeta.

(Jeff Foster de su Libro La más profunda Aceptación).

piedras energeticas

Pensamiento del Dia: 12 de Enero

578695_603666126341548_1052956935_n mente

Y bien, desde la perspectiva de lo que eres, desde la perspectiva del océano, aunque las olas sean todas diferentes en apariencia, en esencia son todas lo mismo. Todas son agua. Así que, utilizando esta metáfora, podría decirse que el océano sabe que todas las olas son sencillamente parte de él. Cada pensamiento, cada sentimiento y cada sensación que aparece en ti es sencillamente el océano en su danza. Desde las potentes olas violentas hasta las más suaves y plácidas, todas son agua. Así que, en el nivel más profundo, el océano no tiene ningún problema con ninguna de las olas, porque sabe que ninguna de ellas puede poner en peligro lo que él es en realidad. Hay, por tanto, un profundo bienestar respecto a todas ellas, una paz que escapa al entendimiento, que nace de haber reconocido que, en esencia, son inseparables del océano.
Ninguna de las olas de la vida puede dañar al océano que eres. Ninguna puede destruirte. Ninguna puede sustraerte nada, y ninguna puede añadir nada a lo que eres. Ninguna de las olas es ajena a ti. De modo que, ya aparezca el océano como una ola de pensamiento, de dolor, de miedo, de entusiasmo, de alegría o como cualquier otra ola, sabe que, a nivel esencial, todas esas apariencias están bien. Todas tienen un hogar en lo que eres. Lo que eres es lo bastante vasto para contenerlas a todas.

(Jeff Foster de su Libro La más profunda Aceptación).

piedras energeticas

Pensamiento del Dia: 9 de Enero

2yvm44m

Desde la perspectiva del océano, nada es un problema, en el más profundo sentido. El dolor, la ira, la frustración… vienen y van en el océano, y no son, en sentido real, un problema. Pero como los seres humanos no nos damos cuenta de quiénes somos realmente, hacemos un problema de ellos. Decimos: «¡Esta ola no debería estar en el
océano! Pone al océano en peligro…, pone en peligro lo que soy. Impide, en cierto modo, la completitud del océano, y, si pudiera librarme de ella, volvería a haber completitud».
Lo que hacemos, en esencia, es no permitir que una ola esté en el océano. ¡No permitimos que una ola, que ya es expresión perfecta de la vida, esté en la vida! Estamos tan profundamente condicionados a juzgar las olas, a dividirlas en buenas, malas, feas, hermosas, seguras, peligrosas, positivas o negativas que acabamos pasando por alto la completitud inherente a cada ola de experiencia: a cada pensamiento, sentimiento y sensación.
Nos erigimos en jueces de las olas y, básicamente, juzgamos que unas están bien y otras no están bien, así que permitimos que algunas existan en lo que somos y otras no. Y aquí es donde empieza eso a lo que llamamos resistencia. Muchos maestros espirituales hablan de la resistencia que oponemos al momento presente y de cómo esa resistencia se halla en la raíz de todo nuestro sufrimiento psicológico. Ahora podemos entender por qué nos resistimos a un pensamiento o sentimiento: le oponemos resistencia porque no vemos la completitud en él, porque, a cierto nivel, lo percibimos como una amenaza a lo que somos. Nos resistimos por miedo, porque no vemos la inseparabilidad e
intimidad que hay entre lo que somos y lo que aparece en la experiencia presente. Así que, a cierto nivel, sentimos que lo que está ocurriendo no está bien, y nos retiramos para evitarlo.
Ingeniamos maneras de hacerlo muy complicadas, pero, en esencia, lo que intentamos hacer es muy simple: libramos de las olas que no nos gustan. Deseamos tener el océano bajo control gestionando las olas, de modo que solo aparezcan aquellas que queremos que aparezcan.

(Jeff Foster de su Libro La más profunda Aceptación).

piedras energeticas

Pensamiento del Dia: 30 de Diciembre

402923_452606244762921_1129806379_n

Permito que la gratitud sea mi guía.
Permito que el perdón sea mi mantra.
Permito que este momento sea mi constante compañero.
Déjame ver Tu rostro en cada rostro.
Déjame sentir Tu cálida presencia en mi propia presencia.
Sostenme cuando tropiece.
Respírame cuando no pueda respirar.
Permíteme morir viviendo, y no vivir muriendo.

(Jeff Foster).

piedras energeticas

Causa y Efecto…

cropped-danzadeamor.jpg

Cualquier cosa que experimentas en tu vida, no es sino realmente la imagen exteriorizada de tus propios pensamientos y creencias. Ahora, puedes cambiar estos pensamientos y creencias, y entonces la imagen externa debe cambiar también. La imagen exterior no puede cambiar a menos que cambies tu pensamiento. Tu verdadera convicción del corazón es lo que reflejas al exterior o lo que demuestras, no tus meras opiniones piadosas o tus afirmaciones formales.
Las convicciones no pueden ser adoptadas arbitrariamente nada más porque deseas una sanación. Estas deben ser construidas por los pensamientos que tienes y por los sentimientos con los que te entretienes día tras día a lo largo de tu vida. Por lo tanto, es tu conducta mental habitual, la que elabora el patrón del destino para ti. ¿Y no es así como debería ser?
Entonces, nadie puede mantenerte fuera de tu reino, ni tampoco ponerte en él. La historia de tu vida, es verdaderamente la historia de las relaciones entre tú y Dios.

(Emmet Fox de su Libro Encuentra y Usa tu Poder Interno).

piedras energeticas

Eleva tus Energías…

Toda situación tiene Soluciones en el Amor o en el Miedo y depende de Nosotros el Decidir desde donde ver las cosas. Basta echarle un vistazo a nuestra Vida Pasada para ver que aún las cosas más difíciles fueron resueltas, entonces, ¿por qué gastar nuestras Energías en el Miedo, la Frustración, la Ansiedad, el Enojo, la Incertidumbre, etc.? Mejor Entremos en Nuestro Centro y Alineémonos para ver Todas las Cosas desde los Ojos de Nuestra Almita y así poder Disfrutar de Este — Nuestro Momento Presente– Recordemos que Todo Tiene Siempre Una Solución en el Amor!
Esta Meditación colabora con nosotros en Empoderarnos e Integrarnos en Cuerpo, Mente, Emociones y Espíritu, para que podamos ver las cosas en Perspectiva y encontrar Nuestras Propias Soluciones, después de que ya hayamos Elevado Nuestra Vibración. Recuerden aquella Divina Frase que dice: “Hay Un Lugar Dentro de Tí, Donde Todo Es Posible.”

Fuente: https://www.youtube.com/user/Meditacionesparati/featured

piedras energeticas